El libro aborda con mucho humor el “flagelo” de la caída del cabello, pero no elige hablar de los pelados ya consumados sino de aquellos que, individualizados en la figura de “Tito”, están en la etapa de la “incipiente calvicie”. Y es claro que, al menos en este caso, el proceso -el paso de peludo a pelado- es más interesante (y más divertido) que el resultado. (Entre paréntesis habría que decir que la historia puede leerse como una suerte de reverso de la novela Historia del pelo, de Alan Pauls, que comparte la obsesión pilosa de “Me estoy quedando pelado” pero desde otro lugar). La obra está bastante cerca de lo que sería un libro “conceptual”, pero la temática tiene mucha tela para cortar, por lo que exige un desarrollo más allá de la mera idea. Y la realización está muy lograda.

Autor: Juan Saenz Valiente

ME ESTOY QUEDANDO PELADO

$400
ME ESTOY QUEDANDO PELADO $400

El libro aborda con mucho humor el “flagelo” de la caída del cabello, pero no elige hablar de los pelados ya consumados sino de aquellos que, individualizados en la figura de “Tito”, están en la etapa de la “incipiente calvicie”. Y es claro que, al menos en este caso, el proceso -el paso de peludo a pelado- es más interesante (y más divertido) que el resultado. (Entre paréntesis habría que decir que la historia puede leerse como una suerte de reverso de la novela Historia del pelo, de Alan Pauls, que comparte la obsesión pilosa de “Me estoy quedando pelado” pero desde otro lugar). La obra está bastante cerca de lo que sería un libro “conceptual”, pero la temática tiene mucha tela para cortar, por lo que exige un desarrollo más allá de la mera idea. Y la realización está muy lograda.

Autor: Juan Saenz Valiente